Para tener la seguridad de que tu hogar o negocio está bien protegido de la humedad y la lluvia en general, debes asegurarte un elegir el impermeabilizante que cubra todas tus necesidades. Hoy hablaremos de los diferentes materiales que se emplean para la impermeabilización de superficies.

Estos son los tipos de impermeabilización que puedes encontrar:

  • Impermeabilizantes acrílicos: impermeabilizante líquido  a base de resinas sintéticas y fibras de vidrio. 
  • Impermeabilizantes asfálticos: se componen de agua emulsionada, poliéster y fibras de vidrio. Este tipo de fibras dan mayor resistencia al sistema y mejoran su durabilidad.
  • Impermeabilizantes cementosos: son altamente resistentes a la intemperie, ideales para climas templados y fríos. Además, ofrecen una gran durabilidad y evitan la aparición de salitre.
  • Impermeabilizantes elásticos: se elaboran a base de co-polímeros acrílicos y aportan una gran elasticidad, de tal forma que resisten bien los movimientos de contracción y dilatación.
  • Membranas líquidas: consisten en aplicar una capa de imprimación y posteriormente otras capas de polímeros. Son sistemas muy flexibles y con buenas propiedades de durabilidad.
  • Membranas de poliuretano: son ideales para superficies a la intemperie, aunque muy sensibles a la humedad. Se caracterizan sobre todo por la elevada flexibilidad que ofrecen.